Fundacion Tatiana Catedra etica ambiental UAH Universidad de Alcala
contamination
CO2Web Observatorio Online
FUNDAMENTOS

¿CÓMO SE CALCULA LA HUELLA DE CARBONO?

El cálculo de la huella de carbono supone el diseño del ciclo de vida del producto que se va a analizar, para lo cual se realiza una fase de toma de datos en la que, junto al fabricante y los proveedores, se definen las fases necesarias para la producción identificando los materiales, combustibles, consumos de energía y residuos que se generan. Cada uno de estos elementos tiene una serie de emisiones de GEI asociadas de forma directa o indirecta, cuya suma totaliza la HC del producto que estamos analizando. Para conocer las emisiones indirectas correspondientes, por ejemplo, a la extracción de las materias primas utilizadas, o las dependientes del mix eléctrico utilizado por los fabricantes del producto, se utilizan bases de datos internacionales con factores de emisión como Ecoinvent o la Base de Datos ofrecida por la Oficina Española de Cambio Climático

Como muestra de la exhaustiva información que se necesita para calcular la HC de un producto, se comentan sólo algunos datos según las fases, considerando como ejemplo un producto agrícola transformado:

  • Fase de cultivo: uso de fertilizantes, pesticidas, combustibles, etc.
  • Fase de transformación: fuentes de energía, cantidad de energía y agua usada, embalajes, tratamiento de los residuos, etc.
  • Fase de transporte: tipo de transporte utilizado, combustibles, etc.

Es preciso determinar las entradas y salidas del sistema en el proceso de elaboración de los productos. El cálculo de emisiones generalmente requiere realizar entrevistas con los productores, recopilándose todos los datos referentes al uso de recursos y materias primas, los consumos de combustibles en labores agrícolas y fertilización, transformación, transporte y almacenamiento. Además, hay que tener en cuenta que algunas fases del ciclo de vida pueden implicar absorción de CO2, por lo que no sería en esa fase emisor sino sumidero, incluyéndose con valor negativo en el cálculo total.

La figura siguiente muestra una síntesis de cómo se abordaría el cálculo de la HC:

Esquema metodológico del cálculo de la huella de carbono
Esquema metodológico del cálculo de la huella de carbono (elaboración propia).

En resumen, el cálculo de la HC es bastante complejo, pues implica considerar las emisiones que se han producido en todo el ciclo de vida, que pueden ser muy variadas dependiendo de cómo se extrae o cultiva un producto, de a dónde se transporta o de qué tipo de energía se ha empleado para su fabricación.

Por esta razón, en este observatorio hemos intentado elegir los estudios científicos disponibles, escogiendo como valores de referencia los que pueden resultar más próximos a las condiciones de nuestro entorno. Cuando había varios estudios disponibles, hemos incluido promedios y valores extremos, para hacerse mejor idea de la variedad que puede presentarse en función de las condiciones de cultivo, transformación o transporte. Estos son los valores que se han incluido en la sección Explora Alternativas y en Tu huella de Carbono. En cada sección, incluimos en un enlace la referencia al estudio del que hemos extraído los datos que se presentan, para que el lector interesado pueda conocer con más detalle el proceso de cálculo.